Los 4 pasos para establecer un contacto efectivo de cobranza.

La cobranza se trata de una actividad de diálogo y convicción entre personas, el contacto efectivo de la gestión dependerá de tan solo 4 pasos a seguir...
contacto efectivo

Ricardo Marimón

abril 3, 2017

Robert Pozen Profesor del instituto de Tecnología de Massachusetts MIT y autor de  su libro «Productividad extrema: mejora tus resultados, reduce tus horas» es conocido como el «gurú de la productividad» en el mundo empresarial por su método de trabajo donde enfoca la productividad en los resultados y no en las horas de trabajo. Él nos explica en su libro sobre cómo mejorar la productividad por medio de 7 consejos fáciles para adaptarse y cambiar tu ambiente laboral.

1. Elabora un ranking de objetivos y prioriza tu tiempo

Primero debes elaborar una lista de todos tus objetivos por orden de importancia. Cuando ya tienes definidos tus objetivos, crea un ranking para la semana y otro para el año. Esto te permitirá tener un major enfoque.

Puedes clasificar tus objetivos como Ofertas y Demandas:

En el lado de la oferta, pregúntate: ¿Tus objetivos reflejan lo que te gusta y realmente eres bueno? ¿Tiene sentido el propósito de este objetivo? ¿Cómo son las actividades que debes realizar para lograr el objetivo?

En el lado de la demanda, pregúntate: ¿En qué medidas tus objetivos involucran a la organización? ¿Va con los fines de la empresa?

Estas son medidas que puedes implementar para tener mejor claridad de los objetivos que quieres lograr y si realmente están alineados con la organización y tus fines profesionales.

2. Mide los resultados, no las horas

No mires la cantidad de horas que has trabajado, porque eso no quiere decir que has sido más o menos productivo. Crear más valor para tu empresa no necesariamente está relacionado al tiempo que invertiste, principalmente los resultados son lo esencial cuando medimos la productividad.

Aunque hay muchas empresas que han implementado el metodo de «Medir por resultados» aun valoran la presencia fisica de los trabajadores en la oficina. Esto lo que conlleva es a una problematica, donde los trabajadores deben convencer a los Jefes de que él trabajo puede ser productivo estés donde estés, y que la oficina no debe ser una limitante para hacer el trabajo.

Establece desde el principio qué se espera de tí, el tiempo en que deberías hacerlo y cómo se van a medir los resultados. Esto te permitirá mantener una relación transparente con la organización y tu productividad no se verá afectada por limitantes.

3. No le prestes atención a las cosas pequeñas

Hay demasiadas cosas que nos sobrepasan y no son importantes. Por ejemplo, la llegada de cientos de correos electrónicos y revisarlos cada 5 minutos. Prioriza tu tiempo revisando cada dos horas, esto no afectará tu trabajo.

Presta atención al asunto del correo, la persona quién se está comunicando y si requiere de una respuesta inmediata. Y aun más importante, cuando abras el correo, decide si darás una respuesta y hazlo de unmediato. No dejes las cosas para luego, porque se acumularán.

4. Empieza por el final, no por el principio.

No esperes hasta el final de un proyecto para escribir las conclusiones. Mejor haz una investigación preliminar rápida y formula conclusiones tentativas. Avanza, verifica que son correctas y luego escribe las conclusiones finales.

Muchas gente puede demorarse hasta 6 semanas en reunir la información y al final intentan llegar a las respuestas clave con mayor dificultad.

Así perderás mucho tiempo y gran parte de la información que juntaste, puede que no sea util para tus objetivos.

5. Deja tiempo para pensar. 

Hay veces que tomarse un tiempo para pensar es mejor que hacer muchas cosas al mismo tiempo. En vez de tener demasiadas reuniones, deja un espacio abierto para analizar las cosas. A veces, al mirar algo por segunda vez, puedes apreciar las cosas desde otro angulo y tomar mejores decisiones.

El trabajo puede ser abrumador la mayoria de las veces, toma tu tiempo, descansa la mente y vuelve con nuevas perspectivas.

Una buena frase para este punto es recordar «A veces para hacer un buen trabajo, hay que hacer menos» El trabajar inteligentemente.

6. No temas ser aburrido.

El expresidente Barack Obama, usaba trajes de color azul para no tener que pensar en como vestirse todos los días. Entonces, una de las claves de la productividad es eliminar las variables de tu vida diaria que te hacen perder el tiempo. Esto incluye cómo vestirte o qué vas a desayunar.

¡No temas ser aburrido! enfoca tu energía en aquello que realmente sea necesario, verás que al mantener una constante en las pequeñas cosas de tu día a día, será más facil que tu mente se libere.

Organiza tu semana con antelación y tu semana se llenará de máxima productividad.

7. Vete a casa.

En muy pocas ocasiones hay una razón suficiente para quedarse en el trabajo y no llegar a casa a la hora de cenar. Vete a casa a una hora razonable y cena con tu familia o con las personas que son importantes.

Es muy importante mantener un balance entre tu vida personal y tu vida laboral. No te consumas, no contestes correos, llamadas y trabajes en horas fuera de tu trabajo. Es un tiempo para disfrutar con quienes tienes cerca.

Si trabajaste intensamente, ve a tu casa y disfruta de tu vida.

Quizás también te interese leer…

8 tips para escribir un buen email de cobros

8 tips para escribir un buen email de cobros

Escribir un buen email de cobros no es fácil. Tiene que ser simple, educado, preciso, y efectivo. En nuestra experiencia, hemos visto que un buen email de cobros cumple con 8 principios:

0 comentarios